Traducir Pagina

30 de junio de 2013

Dureza del corazón

Pierre Reverdy



Jamás hubiera querido volver a ver tu triste rostro
Tus mejillas hundidas y tus cabellos al viento
Me fui a campo traviesa
Bajo aquellos húmedos bosques
Noche y día
Bajo el sol y bajo la lluvia
Bajo mis pies crujían las hojas muertas
A veces brillaba la luna

Volvimos a encontrarnos cara a cara
Mirándonos sin decirnos nada
Y ya no tenía bastante sitio para irme de nuevo

Quedé mucho tiempo amarrado contra un árbol
Con tu amor terrible ante mí
Más angustiado que una pesadilla

Alguien más grande que tú, por fin, me liberó
Todas las miradas llorosas me persiguen
Y esta debilidad contra la que no se puede luchar
Huyo rápidamente hacia la maldad
Hacia la fuerza que yergue sus puños como armas

Sobre el monstruo que me arrancó de tu dulzura con sus garras
Lejos de la opresión blanda y suave de tus brazos
Me voy respirando a pleno pulmón
A campo traviesa a bosque traviesa
Hacia la ciudad milagrosa donde mi corazón palpita



De  "La lucerne ovale"  1916
(Fotografía de Kat Moser)
__________________________________________________


Pierre Reverdy (Narbona, 1889 - Solesmes, 1960) Poeta francés. Como inspirador del movimiento surrealista, fundó con sus   amigos  la Revista Nord-Sud. En 1915 apareció su opera prima, Poèmes en prose, a los que siguieron, al año siguiente, La lucerne ovale y Quelques poèmes. En 1926, convertido al catolicismo, se retiró cerca de la Abadía de Solesmes donde continuó las producción poética y produjo la mejor parte de su obra: Sources du vent, Ferraille y Le chant des morts. Toda su vida está marcada por un profundo sentimiento religioso que se refleja en toda su obra. Reverdy ejerció una influencia considerable sobre Breton, Aragon, Soupault y muchos otros.


28 de junio de 2013

El arroyo de Brème

Gustave Courbet
Óleo sobre lienzo. 1866
114 x 89 cm
Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid


     El arroyo de Bréme reproduce un rincón de los alrededores de Ornans, lugar de su infancia y juventud, adonde volverá en numerosas ocasiones. En este lienzo sorprende el vigoroso colorido y la factura deshecha de la pincelada.

    Courbet se sintió fascinado por los efectos cambiantes de la luz y por su incidencia sobre los elementos del paisaje. Quería captar la sensación de cambio continuo, de fugacidad. El paraje sombrío crea unos fuertes contrastes de zonas oscuras y zonas claras, reproduciendo los efectos de la luz que se filtra entre las espesas matas de los árboles.

     El verde intenso que domina el cuadro, como una gran mancha informe, se aclara en la parte alta con un retazo de cielo de azul intenso y luminoso, así como en el centro de la composición donde fluye una pequeña cascada.

     La obra ofrece como resultado una imagen viva y vibrante, en la que se llega a percibir el rumor de agua, la vibración de las hojas o el movimiento de las nubes.

_______________________________________________

Gustave Courbet (Ornans, Francia, 1819 – La Tour-de-Peilz, Suiza, 1877). Pintor, fundador y máximo representante del realismo. Hombre revolucionario, abrazó la filosofía anarquista de Proudhon, participó en 1871 en la Comuna de París y fue encarcelado durante seis meses, hasta que se refugió en Suiza, hacia 1873. Escandalizó al público con su nueva visión realista en cuadros sobre hechos cotidianos, en los que los personajes están representados con toda su vulgaridad, o con una sensualidad comprometedora, en una de sus telas más célebres Un entierro en Ornans, 1849 no sabemos quién es el muerto. Cuando pinta desnudos, pinta mujeres reales y no bellezas idealizadas. Su Origen del mundo, 1866 es una provocación pues muestra un sexo femenino y sólo eso. Pero su arte no se limitó a ser el testimonio de una realidad, sino que además exploro nuevas formas de expresión, sobre todo en lo relativo a la luz. 


26 de junio de 2013

Elegías

Teognis de Mégara 





Ah, corazón, modifica según cada amigo tu artero talante,
acomodando tu modo de ser al que tenga cada uno.
Toma el carácter del pulpo que, muy flexible,
se muestra igual a la piedra  a que se ha pegado.
Ahora asimílate a ésta, y luego varía el color.
La astucia es mejor, en verdad, que ser intransigente.

No te angusties en exceso porque anden las gentes del pueblo
revueltas, Cirno. Tú toma el camino del medio, como yo.

Quien piensa en el prójimo todo lo ignora,
y que él es el único que tiene varios ardides,
ése es un imbécil, tarado de mente, un necio.
Pues todos tal vez conocemos los trucos igual,
pero uno no quiere emprender deshonrosos negocios,
y a otro le atraen mucho más los manejos desleales.

De la riqueza no hay prefijado a los hombres un límite.
Pues quienes ahora tienen más medios de vida,
ansía el doble. ¿Y quién puede saciarlos a todos?
El dinero resulta a los hombres motivo de locura.
Y de ésta proviene la ruina, que a veces envía
Zeus a los torpes, y ahora uno, ahora otro la acoge.


(Traducción de Carlos García Gual)
(Fotografía de John Rawlings)
_________________________________________
Teognis de Mégara  (siglo VI a.C.) Poeta griego,  se conservan dos libros de elegías atribuidos, en conjunto unos mil cuatrocientos versos, distribuidos en poemas  de muy variada extensión. Aristócrata arruinado y asediado, defendía los valores nobiliarios y heroicos de la Grecia arcaica, contra los nuevos ricos que controlaban el poder y a quienes consideraba despreciables. Sus consejos éticos manifiestan una cierta ambigüedad, producto de su origen social en la ideología de una clase noble amenazada por el progreso histórico. 

24 de junio de 2013

Cantares de Ise

[CICLO TERCERO: ¿QUE ES EL AMOR?]
[Acto segundo: Amor y Amistad]
43. Cuclillo (Narijira es el segundo hombre)



      Esto era una vez que el hijo de un Emperador, el príncipe Kaia, se enamoró de una mujer y la colmó de favores. Esta mujer tenía otro galán alrededor. Y finalmente había un tercer hombre que creía que era suya solamente.  Este tercer hombre vino a saber de la existencia de los otros dos, y le envío a ella un dibujo de un cuclillo con el siguiente poema:

Pájaro cuclillo
muchos son los pueblos
donde tu cantas.
Quisiera olvidarte,
y sólo en ti pienso.


     Ella, para arreglar el percance, repuso:

El pájaro cuco
que lleva la fama,
cantando llora
tu olvido y tus dudas
sobre mis andanzas.

     Esto ocurría en junio. El joven respondió:

Ay, pájaro cuco
de muchas andanzas,
yo te querré
con tal que en mi pueblo
oiga tu cantar.

22 de junio de 2013

VII – Impaciencia (Ungeduld)

Ciclo de lieder D.795 La bella molinera
Franz Peter Schubert, Wilhelm Müller


Ich schnitt’ es gern in alle Rinden ein,
Ich grüb’ es gern in jeden Kieselstein,
Ich möcht’ es sä'n auf jedes frische Beet
Mit Kressensamen, der es schnell verrät,
Auf jeden weißen Zettel  möcht’ ich's schreiben:
Dein ist mein Herz und es ewig bleiben.


Ich möcht’ mir ziehen einen jungen Star,
Bis daß er spräch die Worte rein und klar,
Bis er sie spräch’ mit meines Mundes Klang,
Mit meines Herzens vollem, heißen Drang;
Dann säng’ er hell durch ihre Fensterscheiben:
Dein ist mein Herz und soll es ewig bleiben.


Den Morgenwinden möcht’ ich's hauchen ein,
Ich möcht’ es säuseln durch den regen Hain;
Oh, leuchtet’ es aus jedem Blumenstern!
Trüg’ es der Duft zu ihr von nah und fern!
Ihr Wogen, könnt ihr nichts als Räder treiben?
Dein ist mein Herz und soll es ewig bleiben.

Ich meint’, es müßt in meinen Augen stehn,
Auf meinen Wangen mübt’ man's brennen sehn,
Zu lesen wär's auf meinem stummen Mund,
Ein jeder Atemzug gäb's laut ihr kund,
Und sie merkt nichts von all’ dem bangen Treiben:
Dein ist mein Herz, und soll es ewig bleiben!

Me gustaría grabarlo en cada corteza de los árboles,
me gustaría tallarlo en cada guijarro,
sembrarlo en cada fresco bancal
con semillas de berros, que crecen rápidamente,
y escribirlo sobre cada papel que hallase:
tuyo es mi corazón y lo será eternamente.

Quisiera entrenar a un joven estornino,
hasta que dijese estas palabras nítida y claramente,
hasta que las dijese con mi mismo tono de voz,
y con el ardiente ansia que llena mi corazón.
Entonces él cantaría ante su ventana:
tuyo es mi corazón y lo será eternamente.

Me gustaría exhalar la brisa de la mañana
y suspiraría por entre el rustico bosque
brillar desde cada flor
y llevarle la fragancia desde todas partes.
Aguas, ¿no podría mover yo solo las ruedas?
Tuyo es mi corazón y lo será eternamente

Pienso que tendría que leerse en mis ojos,
verse en el rubor de mis mejillas,
revelarlo mi boca callada,
cada aliento que diese lo divulgaría.
Pero ella no observa todos estos ansiosos signos:
tuyo es mi corazón y lo será eternamente


(Fotografía de Robert Doisneau)
_____________________________________

Ian Bostridge (tenor), Graham Johnson (piano)

19 de junio de 2013

Vivir en tu voz

Paloma Palao


Vivir en tu voz,
doblarme
bajo tu párpado, sería necesario
para compensar
el beso
de nieve, la luciérnaga
de esta resurrección imposible. Pero nada
han hueco como el agua,
donde el pozo
no es medida, sino acumulación
culpable del vacío, inexistencia
proclamada,
fondo desposeído por su transparencia,
recompensa de mirar
hacia la oscuridad
y hacia dentro.



De "Resurrección de la memoria" 1978
(Fotografía de Masao Yamamoto)
_________________________________________
Paloma Palao (Madrid, 1944-1986). Poeta española. Fue profesora de Lengua Española en el Instituto de Cultura y colaboró con sus escritos  en medios periodísticos tales como La Estafeta Literaria y  la revista Litoral. Sus obras se encuentra en  los siguientes títulos: Resurrección de la memoria 1978, El gato junto al agua 1981, Contemplación del destierro  1982, Retablo profano 1985, Hortus conclusus  1986  y Música o nieve 1986.

17 de junio de 2013

Oleajes

Gabriel Zaid



El sol estalla:

                      se derrumba
a refrescarse en tu alegría.
Revientan olas de tu pecho.
Yo me baño en tu risa.

Olas altas y soles
de playas apartadas.
Tu risa es la Creación
feliz de ser amada.

(Fotografía de  Gary Isaacs)
___________________________________________

Gabriel Zaid (Monterrey, Nuevo León, 1934) poeta y ensayista mexicano. Ha irrumpido en las diferentes formas poéticas y en diversos ensayos acerca de los problemas sociales.  Es miembro de la Real Academia de Letras Mexicanas desde 1989. Su obra ha sido galardonada con diferentes premios nacionales e internacionales. 

15 de junio de 2013

Intermedio

Chantal Maillard




Entre una imagen tuya
y otra imagen de ti
el mundo queda detenido.
En suspenso. Y mi vida
es ese pájaro pegado al cable
de alta tensión,
después de la descarga.

_________________________________

Chantal Maillard (Bruselas, 1951) Poeta y filósofa española. Es autora de numerosos ensayos, cuadernos y poemarios. Ha traducido y editado a Henri Michaux y colaborado con otras ediciones en la difusión del pensamiento de la India. Ha colaborado con diversos artistas en obras plásticas y escénicas.
Con Matar a Platón le fue concedido el Premio Nacional de Poesía (España) 2004, y con Hilos recibió el Premio Andalucía de la Crítica y el Premio de la Crítica de poesía castellana 2007.

13 de junio de 2013

En el corazón del otoño

Jorge Eduardo Eielson





Este taller dorado, señora,
Si usted suelta sus cabellos,
Su corsé, sus abundantes senos,
Arderá. La Muerte vestida,
Calavera de viejo sombrero,
Con plumas de pato en la nuca,
Vendrá, si usted llora, señora,
Desnuda en el bosque, si llora.
Hermosa señora, qué viento,
Qué viejo ya el día, las flores,
La cera y el vino, sus ojos, señora.
Este taller dorado, señora, es el otoño.


De "Doble diamante"    Lima, 1947
(Fotografía de Milo Burkhardt)

____________________________________
Jorge Eduardo Eielson (Lima, 1924 - Milán, 2006) poeta y artista peruano. Su estilo literario muestra una influencia marcada de Eguren, Westphalen y Vallejo entre autores peruanos, y de Breton, Prévert  y Ezra Pound entre los vanguardistas extranjeros.  Su obra literaria se caracteriza por la búsqueda de la pureza en la expresión, procurando una forma que trascienda las limitaciones de la realidad y del lenguaje. Su obra poética está contenida en las siguientes publicaciones:  Canción y muerte de Rolando en 1943, Reinos en 1945, Habitación en Roma en 1951, Mutatis mutandis en 1967, El cuerpo de Giulia-no en 1971, Poesía escrita en 1976, Noche oscura del cuerpo en 1983, Primera muerte de María en 1988, Antología en 1996, Sin título en 2001, y  Ceremonias en 2001.


11 de junio de 2013

Los cincuenta poemas del amor furtivo (XXXI)

Bilhana

Radha-Krishna

Aún hoy se atormenta mi mente
al recordar cómo
los soldados del rey,
semejantes a los mensajeros
del dios de la muerte,
me sacaron de su dormitorio
con sus brazos temibles,
imposibles de zafar.

Y no podría explicar
lo que no hizo ella
para defenderme de mil maneras.

________________________________


Este poema tiene dos versiones.

La del norte:

“Cuando él, venerado por la dinastía, hubo dicho estas palabras, el rey se encendió como un fuego avivado por el viento. Hizo llamar a las amigas de su hija, les pregunto sobre lo sucedido y recibió de ellas las confirmación de los hechos.
Tras conocer por si mismo este suceso, causa del infortunio, convocó a los eminentes ministros y les pregunto:  ¿Cual es en este caso el castigo adecuado para el ladrón? ‘El empalamiento’ contestaron ellos.
A continuación, la gente, al ver al poeta fuertemente custodiado por los eunucos, comenzó a decir : ¿Cómo este poeta genial es el ladrón que ha hurtado la joya al rey? Y se extendió el rumor por toda la ciudad.
El poeta, al ver a la puerta del palacio a su querida, la hija del rey, esparciendo el fulgor de sus ojos le dijo: ‘Niña me marcho para jugar con las mujeres de los dioses’

La del sur:

El verdugo enviado por el rey y seguido con presteza por los soldados arrestó al plácido Bilhana y marchó al crematorio.
Al llegar, el distinguido Bilhana se sento con una ligera sonrisa y, tras mirar a su alrededor, dijo en torno de burla estas palabras: ‘Córtame rápido la cabeza, así podrás marcharte pronto’.
¿Por qué motivo, rey de los buenos poetas, no temes lo que se te avecina? ‘¡Qué ocasión hay que temer!, llevo para siempre en mi corazón el loto de su cara que resplandece como un loto expandido’.

(Bilhana, Los cincuenta poemas del amor furtivo, Ed. Hiperión, 1995. Óscar Pujol )

9 de junio de 2013

Compañeros, con alegría inicio mi canto (Compaignon, ab joi mou mon chan)

Guilhem de Sant Leidier (s.XII)


I     Compaignon, ab joi mou mon chan
q'ieu ai respieich del joi q'ieu ai
qe-m venra grans jois, si Dieu plai,
qu'en gentil luoc met mon affan
e, s'ieu tot mi conort temens,
jois es molt bels esperamens!
per q'ieu no-m vuoil desesperar
ni partir del doutz desirar.

II     En aqest desir vauc pensan:
nuills hom non a fin pretz verai
si d'amor non si met em plai
e cel que plus s'en met en gran
per un ben n'a de mals dozens
e per un joi mil pessamens,
l'autrui tort l'er a plaidejar
e tener sen son follejar.

III     Fols fo cel c'apellet enan
amor aquest mal q'ieu en trai:
plang e sospir, plor et esmai,
iras e dol, perdas e dan!
et es enuois e marrimens
amors, e fora chausimens
si midonz forsses tant d'amar
qu'il penses so qe-m fai pensar.

IV     Ben pens de cortesia tan
que res no-n es, ni eu non sai
on ja la trob, puois non es lai
on tuich m'autrejavon lo ban.
ai bella dompn' et avinens,
cortesia e Chausimens
vos fezes tant humiliar
qe-m fessetz calque ben-cuidar.

V     Ab sol lo cuich volgr' ieu chantan
totz temps musar e tengra-m gai
et autres gauzis, e-us lo pai
d'aco qe-us servirai aman!
e fora sals mos loncs atens,
car ses vos m'es totz jois niens.
grazitz sui ben -- si Dieus mi gar--
per bona fe e per doptar.

VI     On plus vos dopti e-us reblan,
dobla l'orguoills e pieitz mi fai,
e gentils cors c'ab Merce-ill vai
deuria fraigner son talan.
mas aissi faill ben aquest sens
que gentils etz vos e valens,
et on eu plus vos puosc prejar
ab Merce, vei l'orguoill doblar.

VII     Doble joi agr' en la cort gran
al jutgamen, qan lai serai, 
on er saubut tot so de sai,
s'om disses de la plus prezan
que fos tant qant ieu fui vivens
qe-m fos de bels acuillimens.
ben hi agra mes mon chantar
e-ls huoills si-ls li pogues donar.

VIII     Amics Bertrans, ja trop-amar
no voillatz ni lonc-esperar.
I     Compañeros, con alegría inicio mi canto
pues por el gozo que tengo concibo esperanzas
de que me vendrá gran alegría, si a Dios place,
porque pongo mis afanes en un gentil lugar;
y aunque temiendo me consuelo,
la alegría es muy hermosa esperanza;
por lo que no quiero desesperarme
ni apartarme del dulce desear.

II     Con este deseo voy reflexionando:
no existe ningún hombre de verdadero merito
si no se preocupa del amor
y el que más empeño pone en ello
por un bien saca doscientos males
y por una alegría mil desasosiegos,
tendrá que defender el error ajeno
y tener juicio en su locura

III     Loco fue quien antaño
llamo amor a este mal que sufro:
llantos, suspiros, lloros, desmayos,
indignación, pena, perdidas y daños;
amor es un enojo y una cuita,
y sería condescendencia
si obligase a mi señora  a amar tanto
que se preocupase de lo que a mí me preocupa

IV     Bien creo que la cortesía no existe,
y no sé dónde encontrarla,
ya que no está allí
donde todos me garantizaban seguridad.
 ¡Ah hermosa y amable señora!
¡Ojala la cortesía y la condescendencia
os hicieran humillar tanto
que me dedicarais un buen pensamiento.

V     Solo con el pensamiento quisiera esperar
siempre cantando y estaría alegre,
y alegraría a los demás,  y esta es la compensación
de lo que os serviré amándoos
y sería provechosa mi larga espera,
pues sin vos toda alegría no me representa nada.
Estoy bien pagado, así Dios me guarde,
por mi buena fe y por mi temor.

VI     Cuanto más os temo y os cortejo,
dobla vuestro orgullo y más me daña,
siendo así que el gentil corazón que se le acerca
en demanda de piedad debería romper su propósito.
Pero también esta intención yerra,
pues sois gentil y valiosa,
y cuanto más os ruego con piedad,
más veo aumentar vuestro orgullo.

VII     Doble alegría habría en la gran corte
durante el Juicio, cuando allí esté
y se sabrá todo lo de aquí,
si se dijera que la más apreciada
de cuanta hubo mientras yo vivi
me ha acogido bondadosamente.
Bien hubiera destinado mi cantar y mis ojos,
si hubiese podido ofrecérselos.

VIII  Amigo Bertrán, no queráis amar demasiado
ni esperar excesivamente.

_____________________________________________
Guilhem de Sant Leidier  fue un rico castellano de Velay, del obispado de Puy de Santa María. Fue hombre muy honrado y buen caballero en armas, liberal en dar de su hacienda, muy bien instruido y muy cortés, muy leal enamorado y fue muy amado y celebrado.
(Biographies des troubadours, 1964. Boutière-Schutz-Cluzel).

Sus trece poesías conservadas de atribución segura revelan un poeta sencillo y correcto, a veces monótono, pero que maneja con soltura los tópicos trovadorescos. (Martín de Riquer, Los Trovadores, 1975)

7 de junio de 2013

Tous les garçons et les filles

Françoise Hardy, Roger Samyn


Tous les garçons et les filles de mon âge
Se promènent dans la rue deux par deux
Tous les garçons et les filles de mon âge
Savent bien ce que c'est qu'être heureux
Et les yeux dans les yeux, et la main dans la main

Ils s'en vont amoureux sans peur du lendemain
Oui mais moi, je vais seule par les rues, l'âme en peine
Oui mais moi, je vais seule, car personne ne m'aime

Mes jours comme mes nuits
Sont en tous points pareils
Sans joies et plein d'ennuis
Personne ne murmure je t'aime à mon oreille

Tous les garçons et les filles de mon âge
Font ensemble des projets d'avenir
Tous les garçons et les filles de mon âge
Savent très bien ce qu'aimer veut dire
Et les yeux dans les yeux, et la main dans la main

Ils s'en vont amoureux sans peur du lendemain
Oui mais moi, je vais seule par les rues l'âme en peine
Oui mais moi, je vais seule, car personne ne m'aime

Mes jours comme mes nuits
Sont en tous points pareils
Sans joies et pleins d'ennuis
Quand donc pour moi brillera le soleil?

Comme les garçons et les filles de mon âge
Connaîtrais-je bientôt ce qu'est l'amour?
Comme les garçons et les filles de mon âge
Je me demande quand viendra le jour

Où les yeux dans ses yeux et la main dans sa main
J'aurai le coeur heureux sans peur du lendemain

Le jour où je n'aurai plus du tout l'âme en peine
Le jour où moi aussi j'aurai quelqu'un qui m'aime.
Todos los chicos y chicas de mi edad
se pasean por la calle de dos en dos.
Todos los chicos y chicas de mi edad
saben bien lo que es ser feliz.
Y los ojos en los ojos, y la mano en la mano.


Se van, enamorados, sin miedo del mañana.
Sí, pero yo voy sola por las calles, con el alma en pena.
Sí, pero yo voy sola porque nadie me quiere.


Mis días como mis noches
son en todo iguales,
sin alegrías y con muchas preocupaciones,
nadie murmura "te quiero" en mi oído.

Todos los chicos y chicas de mi edad
hacen juntos proyectos de futuro.
Todos los chicos y chicas de mi edad
saben bien lo que "amar" quiere decir.
Y los ojos en los ojos, y la mano en la mano.


Se van, enamorados, sin miedo del mañana.
Sí, pero yo voy sola por las calles, con el alma en pena.
Sí, pero yo voy sola porque nadie me quiere.


Mis días como mis noches
son en todo iguales,
sin alegrías y con muchas preocupaciones,
entonces, ¿cuándo brillara para mí el sol?

Como los chicos y chicas de mi edad,
¿conoceré yo pronto lo que es el amor?
Como los chicos y chicas de mi edad
me pregunto cuándo llegará el día.

Donde los ojos en sus ojos y la mano en su mano,
tendré el corazón feliz sin miedo del mañana.

El día en que no tenga en absoluto el alma en pena,
el día en que yo también tendré alguien que me quiera


(Fotografía de Marco Glaviano)

____________________________________

Françoise Madeleine Hardy  (1944 en París) cantante, compositora e interprete. Es la gran diva en la historia del pop francés. Delicada intérprete de suave voz y dotada compositora de inclinación sentimental, sofisticada y melancólica, ha publicado 27 álbumes, aunque ninguno ha alcanzado ni de lejos la proyección meteórica de Tous les garçons et les filles, (el primer álbum publicado en Francia y en el extranjero en 1962) el tema que se convirtió en un himno de la década de los 60, del que se han vendido dos millones de copias y que hizo de ella una estrella de la noche a la mañana.


Françoise Hardy, Tous les garçons et les filles

4 de junio de 2013

Cantares de Ise

[CICLO TERCERO: ¿QUE ES EL AMOR?]
[Acto segundo: Amor y Amistad]
42. Huellas

Princess Fuse
Kobayakawa Kiyoshi (1896-1948)


Una vez un hombre entablo relaciones con una mujer, aun a sabiendas de que ella era más bien coqueta y alegre. No le importaba por lo visto que fuera así. Aunque la visitaba con frecuencia, empezó a sospechar de su fidelidad, pero no por eso dejaba de acudir a ella; de tal modo se le hacia insoportable pasar sin sus amores. Pero por asuntos  inaplazables una vez estuvo dos o tres días sin visitarla. No pudiendo ir en persona, le mandó este poema:

¡No se habrán borrado!
Huellas que dejé
cuando me vine.
¿Quién las andará
para ir a verte?

Se reconcomía de sospechas

2 de junio de 2013

El primer beso

Amado Nervo



Yo ya me despedía.... y palpitante
cerca mi labio de tus labios rojos,
«Hasta mañana», susurraste;
yo te miré a los ojos un instante
y tú cerraste sin pensar los ojos
y te di el primer beso: alcé la frente
iluminado por mi dicha cierta.

Salí a la calle alborozadamente
mientras tu te asomabas a la puerta
mirándome encendida y sonriente.
Volví la cara en dulce arrobamiento,
y sin dejarte de mirar siquiera,
salté a un tranvía en raudo movimiento;
y me quedé mirándote un momento
y sonriendo con el alma entera,
y aún más te sonreí... Y en el tranvía
a un ansioso, sarcástico y curioso,
que nos miró a los dos con ironía,
le dije poniéndome dichoso:
-«Perdóneme, Señor esta alegría.»


(Fotograma del film Lo que el viento se llevó, 1939)
___________________________________________


Amado Nervo, era el seudónimo de Juan Crisóstomo Ruiz de Nervo y Ordaz (Tepic, Nayarit, 1870 - Montevideo, Uruguay 1919), poeta mexicano autor también de novelas y ensayos.  Su iniciación estética fue marcada por el influjo de Gutiérrez Nájera y de los grupos  que se congregaban alrededor de "La revista azul" y "Revista moderna". Entre el conjunto de sus obras, destacan sus libros "Serenidad", "Elevación", "Plenitud" y "La amada inmóvil"